martes, 15 de mayo de 2007

NIÑOS MALTRATADOS ACLARACIONES


Incluyo también un comentario de Lulú, que está en el post de Niños Maltratados, esto debido a que tanto este comentario, como el de César son de gran extensión, creo que más comódo para leer como post y no como comentario, además de que el tomarse el tiempo para escribir tanto merece un espacio más apropiado.


César, tocas aquí puntos muy interesantes. Recuerdo haber comentado en clase que si anteriormente el niño era ya no maltratado, sino sistemáticamente despojado de su identidad y su valor como ser humano para ser considerado una especie de burro de carga mezclado con manita de obra barata, entonces lo que estamos viendo hoy en día no es más que la versión moderna de una situación que ha existido desde el principio de la civilización. Y sin afán de minimizar un problema gravísimo, incluso diría que nunca antes en la historia gozaban los niños de tantos derechos como en la actualidad, ni la gente estaba tan consciente de la protección a la que están obligados a brindar al infante.Difiero un poco de lo que dices, en el sentido de que el estudio de la agresión y la violencia no pueden ser psicologizados/biologizados sistemáticamente con fines de estudio. Si bien a mí también me revienta la psicología estéril de laboratorio, creo que también hoy en día tenemos a la mano diversas corrientes y diversas disciplinas, las cuales no necesariamente se excluyen y en cambio pueden complementarse en el estudio de fenómenos tan complejos, y a la vez tan comunes, como lo es el maltrato hacia uno de los seres más indefensos que hay en la naturaleza.Déjame aclarar que la agresión sí puede clasificarse, por ejemplo, en agresión instrumental, la cual persigue un fin extrínseco (aquí se incluye lo que dices sobre conductas de adaptación y defensa), y la agresión hostil o emocional, cuyo único objetivo es el de causar daño, y que es casi exclusivamente característico del género humano. ¿A cuál de estos dos tipos de violencia pertenece el maltrato infantil? ¿O no cabe dentro de ninguna de ellas? O mejor dicho, ¿será una mezcla de ambas, o incluso más?Porque en mi muy humilde opinión, si bien el maltrato infantil sirve por un lado a sus padres o cuidadores a desquitar sus propias frustraciones, y más allá de la función 'educativa' que algunos creen que tiene ("lo hago por su bien"), siento que también tiene un poco que ver con ese despojamiento de identidad del cual el niño ha sido víctima desde siempre. Sería una especie de "apercepción" psicopatológica, cultural e ideológica, hacia la figura de una personita, vista así no con el sentido de protección y cuidado debidos, sino como un ser inferior, al cual le hemos dado vida y por tanto es "nuestro derecho" decidir sobre su destino. Nos puede servir como sustento, o si molesta demasiado, nos limitamos a silenciarlos no importa qué tan brutal sea el método ("es que lloraba mucho"). Especialmente personas con infancias igual de brutales pudieran pensar: es chiquito. Es "inferior" a mí. Y no puede defenderse...Pero en fin, éste es sólo un breve punto de vista sobre una problemática, como dije, en extremo complicado y muy, muy triste.Vaya también un reconocimiento y un abrazote a Gracielis que nos hizo el favor de exponer una clase tan chida :)

2 comentarios:

César dijo...

Saludos Lourdes, muchas gracias por tú valiosa opinión sobre mi comentario anterior al respecto de la "agresividad" humana.

Ahora, tan sólo quiero preguntarte y recalcar algunas cosas. ¿Cuales serían, algunas de esas "diversas corrientes" que nos permitirían complementar el estudio o obtener una visión integral de "ese complejo fenómeno"?

Por un lado, creo que, y en razón de su propia naturaleza y existencia, las "diversas disciplinas" que mencionas -se me ocurre ¿La Pediatría? por ejemplo- únicamente pueden proporcionar respuestas asladas y aislantes del patético fenómeno mismo y del ambiente en donde tal ocurre.
"Explicar" no es igual que "Entender", esto último significa penetrar, ir hasta el fondo, tener la voluntad de hacerlo y hacerlo.
Clasificar es lo que hacen las disciplinas y, por cierto, cada vez lo hacen mejor.Mencionas que existe un tipo de agresividad que puede denominarse hostil o emocional "cuyo unico objetivo es causar daño". Creo que esa clasifcación dezplaza el problema. La pregunta es ¿porqué alguien causa daño? La hostilidad (del lat. HOSTILIS)se emprende como respuesta cotra un enemigo y, entonces, finalmente, también es una forma de comportamiento adaptativo no crees tú.
Por mi parte reitero que se trata de un nombre refinado para la VIOLENCIA. Tal palabra recupera, tanto su acepción original de algo que esta fuera de sí, de algo sacado de su estado natural; como de algo que fue tranformado a la fuerza. Pero también recupera su fuerte conotación moral, indigna e indignate. Tal es el actual estado de cosas y en correspondencia deberiamos de responder.

Es urgente, hay que "dejar de reconocer neutral y científicamente los males", tenemos que cambiarlos.

Sin dudar de la real inquietud que produce en muchos -y no en los suficientes- el maltrato infantil, tratar de "maquillar" -consciente o incoscientemente para tranquilizarnos- tal infamia, reconociendo tan sólo las actuales mejores condiciones en las que se desarrolla el niño (¿en donde?) y como se ha avanzado en muchas de sus reivindicaciones, nos deja a mitad del camino, exclusivamente a mitad del camino.

Anónimo dijo...

Hola me doy cuenta de que puedo publicar comentarios anónimos y luego agregar mi nombre.